Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘liderazgo femenino’


¡Buenos días!

Recogemos, a continuación, el estilo de dirección peculiar e innovador que caracteriza a la aerolínea norteamericana Southwest Airlines, recogido en el libro: Desafiando la forma tradicional de hacer negocios, de los autores Kevin y Jackie Freiberg; siendo la exploración del concepto Coraje el leitmotiv del libro.

Según cuentan los autores, existen ríos de tinta en torno al legendario fundador, hombre, de Southwest Airlines: Herbert D. Kelleher. Y, en cambio, Coleen Barrett, su seguidora, mujer, ha pasado más desapercibida en los textos de historia de los negocios, no sabemos si por ser mujer o porque ella así lo decidió.

Con todo, parece haber un acuerdo en considerar a Barrett como una gestora cuyas prioridades son reflejo de sus valores profundos a la hora de entender el negocio de las aerolíneas y cómo operar en él, actuando con valentía y coraje, asumiendo riesgos, y creando una cultura empresarial propia y genuina, humana e innovadora.

Desde 1997 a 2001, la compañía estuvo entre los cinco primeros puestos de la lista de Fortune de las 100 mejores empresas para las que trabajar en EEUU. En cambio, en el año 2002 no entró en la lista. ¿Por qué? Porque Barrett tuvo el valor de retirar a la empresa de la competición ahorrando así más de 100.000 dólares en horas de trabajo que se necesitaban para solicitar el honor. Barrett llegó a afirmar que es mucho más importante para cada uno de nosotros hacer el camino al andar que competir en el papel con otras empresas.

A la luz de sus palabras, las cuestiones que nos planteamos y compartimos con vosotros son:

  • Ø Si Barrett, en vez de mujer hubiera nacido hombre, ¿habría tomado la misma decisión?

  • Ø Dicho de otro modo, con la fuerza del ego y autoafirmación que exhibimos con orgullo los hombres (frente al género femenino), ¿se hubiera materializado la renuncia a los honores de aparecer, un año más, en la lista Fortune?

  • Ø Y, de otro lado, ¿fue acertada la decisión que toma Barrett?

 

Después de los ataques del 11 de septiembre a las Torres Gemelas, en el corazón de Manhattan, muchas compañías aéreas norteamericanas se vieron obligadas a pedir dinero prestado, cancelar pedidos de nuevas aeronaves, recortar vuelos, despedir empleados y rebajar drásticamente las tarifas. La historia de Southwest, en cambio, fue completamente diferente: el personal de la compañía área permaneció fuerte, comprometido, empático, unido y con alto espíritu de lucha.

Los resultados de Southwest posteriores al 11 de septiembre hablan por si mismos:

  • Ø Southwest funcionó al cien por cien de su capacidad sin ningún despido.

  • Ø Cumplió con sus obligaciones respecto a los planes de ahorro y de participación en beneficios de los empleados por un total de 197,5 millones de dólares.

  • Ø Inauguró nuevas rutas.

  • Ø Su cuota de ingresos por pasajero y millas del mercado nacional norteamericano aumentó aproximadamente el 25%.

  • Ø En 2002 declaró ingresos de más de 5.500 millones de dólares, con ingresos netos de 241 millones de dólares y un margen bruto del 30,5%, en comparación con el 26,02% del sector.

 

El liderazgo femenino de Barrett fue capaz de crear una de las plantillas más extraordinarias de Norteamérica, además de unos niveles de servicio, seguridad y rendimiento que sacan de la pista, sin prisas ni pausas, a los más avezados, viriles y aguerridos competidores.

¿Qué opináis?

 

Transcurrido ya un año desde la creación de este blog, y con la finalidad de alojar en un solo sitio los post que el Equipo de IT&People hemos compartido con todos vosotros, damos por concluida esta etapa y os informamos que a partir de septiembre la nuevos post estarán ubicados en la dirección www.itandpeople.com

Queremos agradeceros, A TODOS, vuestro interés por los asuntos y temas que hemos abordado durante estos doce meses, periodo durante el cual hemos recibido más de 3.500 entradas, siendo el post estrella: Zanahorias, Huevos y Café, con más de 310 entradas, seguido por El Pájaro Mosca y la Botella de Leche con más de 170 entradas.

 

Por todo ello, GRACIAS.

Nos vemos en septiembre en www.itandpeople.com

Anuncios

Read Full Post »


Hola, en esta ocasión quiero compartir con vosotros una investigación de Lourdes Munduate de 1.993 sobre la Gestión del Conflicto Interpersonal en las Organizaciones. 

Repasa la autora diferentes tipologías relativas a los estilos de gestión del conflicto interpersonal. Una de ellas, es la clasificación de Rahim y Bonoma de 1.979, los cuales diferencian estilos de dirección del conflicto en base a dos dimensiones:

Interés propio: grado en que una persona trata de satisfacer su propio interés

Interés por los otros: medida en que un individuo quiere o desea satisfacer el interés de los demás.

De la combinación de estas dos dimensiones, lo autores diferencian cinco estilos posibles de gestión del conflicto.

A partir de éste modelo, Lourdes lleva a cabo una serie de estudios psicométricos, llegando a las siguientes conclusiones:

1. Los directivos tienden a utilizar un estilo servil con mayor frecuencia con sus superiores que con sus subordinados y compañeros.

2. Cuando la relación es equitativa, tienden a mostrarse menos serviles.

3. Emplean el compromiso en mayor proporción con sus compañeros que con sus jefes y más con éstos que con sus colaboradores.

4. El estilo de evitación es más común entre los mandos intermedios que entre los de nivel inferior (supervisores de línea), y mayor que entre los directivos.

5. Los directivos que emplean más el estilo integrador son aquellos con un menor nivel de estudios, mientras que los más cualificados tienden a ser lo menos integradores.

6. Los que tienen una mayor formación son los que emplean con menor frecuencia el estilo servil, evitación y compromiso.

7. Los de menor formación tienen a usar con mayor frecuencia el estilo de compromiso.

8. En suma, a mayor formación y nivel de estudios se usa con más frecuencia el estilo Dominación en detrimento de los otros cuatro.

Creo que hasta aquí, Lourdes viene a corroborar cosas que de, una u otra manera, todos intuíamos.

Por lo que, para un servidor, lo verdaderamente relevante del artículo es la aportación de otras investigaciones en torno a la gestión del conflicto y el género:

 1. Las mujeres tienden a ser más integradoras, huidizas y con mayor tendencia al compromiso que los hombres, mostrándose al tiempo menos serviles que  éstos (Rahim, 1.983).

2. Las mujeres presentan cierta tendencia minimizar los disgustos emocionales y evitar tensiones, mostrando sus preferencias por estilos menos competitivos de gestión del conflicto (Konovsky, Jaster y McDonald, 1.989)

Esta última evidencia no me extrañó. Siempre sospeché que los hombres somos, en general, más combativos que las mujeres. Pero, en cambio, os confieso que volví raudo y veloz la mirada a la Matriz de Rahim y Bonoma, intentando entender la primera conclusión de las dos anteriores, porque esa sí que me sorprendió, ¡y mucho!, hasta llegar, después de trazar una línea oblicua que atravesaba la matriz (intentando unir los tres estilos preferidos por las mujeres), a una hipótesis que comparto con todos vosotros: el género femenino evidencia “interés por el otro”  a medida que  el “otro se interesa por mí”.

Quizá mi extrañeza viene porque los hombres no nos comportamos así.

Cómo corrobora Lourdes en su investigación, los hombres, si nos sentimos superiores, no dudaremos en utilizar esa fuente de poder para Dominar. Las mujeres, intuyo que no, actuando con Corresponsabilidad al trato recibido por su interlocutor.

¿El supuesto Modelo de Liderazgo Femenino, del que corren ríos de tinta, tendrá que ver con esto? Es muy probable que sí.

Quizá por ello, los hombres pasamos una buena parte de nuestro tiempo midiendo a nuestros contemporáneos, para actuar en consecuencia: si tengo poder, domino; si no lo tengo, lo evito. Y, en cambio, las mujeres invierten su tiempo en evaluar lo que pueden recibir del otro para corresponder en la misma proporción.

Aquí podría residir la explicación del por qué, cuando algún amigo me invita a su casa, es mi mujer, y no yo, la que me indica que compre pasteles y vino, mientras me encuentro ensimismado buscando entre montañas de cacharros la última hazaña, el conejo de la chistera, con lo que deslumbrar durante el ágape: ¡mi ego lo necesita, el de mi mujer no!

¿Qué opináis?

¡Os deseo un estupendo fin de semana!

Read Full Post »