Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Irene’


Hace algún tiempo, simplificamos el libro de José Luis Sampedro titulado: El mercado y la globalización (Ediciones Destino, 2013), bajo dos ejes posibles en el análisis político:

  1. Eje: Liberalismo Económico versus Intervencionismo Económico.
  2. Eje: Mercado Perfecto (información simétrica) versus Mercado Imperfecto (información asimétrica).

Tras la combinación de ambos ejes, surgen cuatro cuadrantes o espacios políticos.

Nuestra posición al respecto, se fundamenta en la base de un proceso de gestión política divergente donde todos los cuadrantes o espacios políticos son la mejor opción en función de las características del contexto socio económico: dicho de otro modo, para cada contexto socio económico siempre habrá un cuadrante que conviene más (en términos de generación y distribución de riqueza) que el resto de espacios políticos. De este modo, nos adentramos en un modelo de análisis político donde todos los enfoques son necesarios, siendo obligado discernir y poner el acento político en identificar, para cada contexto socio económico, cuál es el espacio político más adecuado. A éste enfoque le hemos denominado: perspectiva situacional de análisis político, donde todas las actuaciones son válidas en la medida que respondan satisfactoriamente a los requerimientos situacionales de cada contexto socio económico, y permita incrementar la riqueza y su distribución posterior de un modo equitativo y justo.

En este sentido, a continuación, expondremos en qué contexto socio económico y mercados entendemos más conveniente un espacio u otro. La propuesta, en ningún modo, pretende ser cierta ni tampoco exhaustiva, por cuanto se trata, simplemente, de apreciaciones y conversaciones informales, y no de un estudio minucioso de cada caso, basado en análisis econométricos. El objetivo es mucho más modesto de lo que pueda parecer, y tan solo persigue ofrecer un marco de entrenamiento conceptual que contribuya, en la medida de lo posible, a desbloquear o flexibilizar las conversaciones políticas dogmáticas y exclusivas.

Por lo tanto, vayamos al meollo del asunto, que el tiempo apremia. Veamos qué podría caber en cada cuadrante:

  1. Cuadrante Liberalismo Económico en Mercados Imperfectos: el objetivo de este cuadrante, en nuestra humilde opinión, es poner el acento en la generación de riqueza a través del crecimiento económico en mercados globales, no maduros e inciertos, y en situaciones de crecimiento de mercado o de búsqueda de nuevos modelos o nichos de negocio. Por ejemplo, creemos que aquí podría caber el dinamismo tecnológico en el que estamos inmersos: redes sociales, big data, nuevos medios de pago, etcétera.
  2. Liberalismo Económico en Mercados Perfectos: consideramos que la finalidad de este cuadrante es poner el énfasis en la generación de riqueza a través de la reducción de costes en mercados domésticos, maduros y estables, y donde las reglas de juego son conocidas por todos los actores. En nuestra opinión, aquí se ubica la actual situación de las empresas energéticas españolas. Según nuestro enfoque, el objetivo del gobierno debería ser potenciar un verdadero liberalismo económico en este sector (ausente en este momento, quizá por exceso de regulación), de modo que se potencie al máximo la libre competencia entre las empresas del sector con el fin de reducir los precios. Pero no sólo potenciando la libre competencia entre ellas (eliminando regulaciones), si no, además, permitiendo nuevos actores que incrementen de manera significativa la rivalidad competitiva entre todas ellas: por ejemplo, permitiendo el acceso de las Pilas Doméstica de Tesla a este mercado.
  3. Intervencionismo Económico en Mercados Perfectos: en nuestra opinión, el acento de este cuadrante se pone en la distribución equitativa de los recursos cuando se controlan todas las variables (mercado doméstico). En este cuadrante, el objetivo último es maximizar la eficacia y eficiencia de los recursos disponibles de modo que se garantice el mayor nivel de justicia posible en el reparto de los recursos. Aquí entrarían asuntos como la educación, la sanidad, y cualquier otra dimensión social que cubran las dimensiones básicas que hayamos definido.
  4. Intervencionismo Económico en Espacios Imperfectos: el objetivo de este cuadrante creemos que es facilitar (incubar) la creación de ventajas competitivas en las empresas, tanto públicas como privadas, para poder generar riqueza en mercados globales, maduros o no, en situaciones de involución o crisis económica. Por ejemplo, aquí tiene sentido establecer estímulos fiscales que promuevan la internacionalización de sectores y empresas nacionales en momentos de recesión económica: ingenierías, constructoras, etcétera.

Insistimos, esta propuesta ni pretende ser exhaustiva ni tampoco resultar “doctrina” inviolable. Antes al contrario. Entendamos estas palabras en un contexto puramente informal y de apertura a nuevos modos de mirar nuestra realidad política.

Les invitamos a la reflexión …

Anuncios

Read Full Post »